El control de crucero ¿nos ahorra combustible en carretera?

Hoy queremos hablaros del control de crucero, un mecanismo de seguridad activa que incorporan los coches, que permite fijar la velocidad y que se mantenga, sin necesidad de tener el pie en el acelerador. Este sistema es perfecto para usarlo en viajes largos para ir más cómodo y tranquilo.

Aunque puede parecer un invento reciente, lleva décadas entre nosotros, y es que el primer coche que lo incorporó fue un Chrysler en el año 1958.

¿Cómo funciona el control de crucero?

Esta opción de nuestro coche se suele activar desde el volante, pulsando unos botones, aunque hay en coches que se activa mediante una palanca. Con estos mandos podemos fijar la velocidad y activarlo para que esta velocidad se mantenga. Para desactivar esta funcionalidad bastará con pisar el freno, pisar el embrague o a través de los botones del volante. Haciendo una de las tres se desactivará el control de crucero.

Tipos de control de crucero

Control de crucero estándar

Esta es la opción habitual, en la que el conductor elige la velocidad y la fija, para que el coche se mantenga a la velocidad marcada. El conductor puede acelerar más para realizar un adelantamiento, por ejemplo, pisando el acelerador, y una vez lo suelta, el coche volverá a la velocidad establecida con anterioridad.

Control de crucero adaptativo

Este es un sistema más moderno y su principal diferencia con el anterior es que si nos acercamos mucho a un coche que tengamos delante, este reduce la velocidad y mantiene la distancia de seguridad. Este control de crucero adaptativo llega incluso a frenar el coche si es necesario porque se ha parado el coche que llevamos delante.

Limitador de velocidad

El limitador de velocidad es otro tipo de control de crucero. Aquí la diferencia está en que tú fijas la velocidad máxima a la que quieres ir y el coche nunca superará los km/h que le has marcado, por mucho que pises el acelerador.

¿Ahorra combustible en carretera?

Puede parecer que cómo mantenemos una velocidad constante por carretera, ahorramos combustible, pero no siempre es así, dependerá de la vía por la que circulemos. Si conducimos nuestro coche por una vía llana sin tráfico ni repechos, si que ahorraremos combustible. Pero si conducimos por una vía con subidas y bajadas, o con más tráfico, el control de crucero puede hacer que gastemos más combustible, ya que el coche siempre intentará mantener la velocidad que se ha fijado. Y si quieres ahorrar en tu seguro de coche, moto, furgoneta, autocaravana, etc. en seguropormeses.com tenemos seguros temporales, para que solo contrates la póliza por el tiempo que vas a usar tu vehículo. Por ejemplo, puedes contratar un seguro de coche por 3 días y de hasta 7 meses.

Comparte esta información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.