¿Se puede viajar con camper en invierno?

Viajar con camper es una forma de disfrutar de la naturaleza, la libertad y la aventura. Sin embargo, muchos se preguntan si es posible hacerlo también en invierno, cuando las condiciones climáticas son más adversas y los días más cortos. La respuesta es que sí, se puede viajar con camper en invierno, siempre y cuando se tomen algunas precauciones y se sigan algunos consejos. En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber para viajar en camper en invierno y disfrutar igual de la aventura.

Elige una camper adecuada para el invierno

No todas las furgonetas campers son iguales, y algunas están mejor preparadas que otras para soportar el frío y la nieve. Por eso, es importante que elijas una camper que tenga calefacción y un buen aislamiento térmico, así como un depósito de agua caliente suficiente. También es conveniente que optes por una camper de tamaño mediano o grande, ya que en invierno es probable que pases más tiempo dentro del vehículo y necesites más espacio y comodidad.

Reserva tu camper con tiempo

Aunque el invierno es temporada baja para este tipo de viajes, los expertos recomiendan reservar la camper con tiempo, ya que las compañías de alquiler suelen renovar sus flotas en los meses de otoño e invierno y puede haber menos disponibilidad de vehículos. Además, reservando con antelación podrás conseguir mejores precios y ofertas, así como elegir el modelo que más se adapte a tus necesidades y preferencias.

Neumáticos de invierno y cadenas

Antes de ponerse en marcha, hay que asegurarse de que la camper tiene neumáticos adecuados para el invierno. Más aún según el tipo de viaje que hagamos, ya que si vamos a conducir por zonas con nieve o hielo necesitaremos neumáticos que tengan un dibujo profundo y un compuesto más blando que los de verano, para mejorar el agarre y la tracción en estas superficies.

También es imprescindible llevar cadenas para las ruedas, y saber cómo ponerlas y quitarlas correctamente. Las cadenas pueden ser metálicas o textiles, y se deben colocar en las ruedas motrices de la camper. Es aconsejable practicar antes de salir de viaje, y revisar el estado y la presión de los neumáticos con frecuencia. Otra posibilidad es montar neumáticos de invierno, que vienen preparados para viajar con condiciones climáticas adversas. Recuerda, que lo más importante es viajar seguro y llegar a tu destino.

Consejos para mantener caliente la camper

Uno de los principales retos de viajar con camper en invierno es mantener una temperatura agradable en el interior del vehículo, sin gastar demasiado combustible ni electricidad. Para ello, hay que tener en cuenta algunos aspectos, como los siguientes:

  • Drenar el sistema de agua antes de las heladas, para evitar que se congelen las tuberías y los depósitos. También se puede añadir líquido anticongelante específico para campers, que se puede encontrar en tiendas especializadas o en Internet.
  • Mantener la camper cálida, incluso cuando no estés dentro, para evitar que se forme hielo o condensación en las ventanas, las puertas o los muebles. Puedes usar la calefacción del vehículo, o bien un calefactor eléctrico o de gas, siempre que haya una buena ventilación y un detector de monóxido de carbono.
  • Aislar bien las ventanas y las puertas, para conservar el calor y evitar las corrientes de aire. Puedes usar cortinas, mantas, burletes o espuma aislante, que se pueden comprar o hacer de forma casera. También puedes cubrir el parabrisas y las ventanas exteriores con fundas o lonas, para evitar que se acumule la nieve o el hielo.
  • Ventilar la camper al menos dos veces al día, durante unos minutos, para renovar el aire y evitar la humedad y el moho. Es mejor hacerlo cuando haya sol o cuando estés conduciendo, para que el aire se caliente más rápido.
  • Abrir las puertas de los armarios cuando tengas la calefacción puesta, para que la ropa y las sábanas no se humedezcan ni se congelen.

¿Necesitas un seguro de furgoneta camper por meses? En Seguro por Meses somos líderes en la mediación de pólizas temporales. ¡Calcula el precio para tu vehículo vivienda!


Elige bien el lugar donde aparcar

Otro aspecto importante a la hora de viajar con camper en invierno es elegir un lugar adecuado donde acampar. Lo ideal es que sea un lugar seguro, legal, nivelado y protegido del viento y de las avalanchas. También es conveniente que tenga acceso a servicios básicos, como agua, electricidad o baños, o que esté cerca de algún pueblo o estación de servicio.

Algunas opciones son los campings, las áreas de autocaravanas, los parkings de las estaciones de esquí o los lugares habilitados por los ayuntamientos o las comunidades autónomas. Puedes consultar algunas aplicaciones o páginas web que te ayuden a encontrar el lugar perfecto.

Lleva un kit de emergencia

Aunque tengas todo bien planificado, nunca está de más estar preparado para cualquier imprevisto que pueda surgir durante tu viaje en camper en invierno. Por eso, es recomendable que lleves un kit de emergencia con los siguientes elementos:

  • Bombonas de gas extra, para poder cocinar y calentar el agua y el ambiente en caso de que se agote el suministro del vehículo.
  • Pala, para poder despejar la nieve o el hielo que pueda bloquear la salida o las ruedas de la camper.
  • Comida y bebida extra, por si te quedas atrapado o no puedes llegar a tu destino previsto. Es mejor que sean alimentos que no necesiten refrigeración ni cocción, como frutos secos, barras energéticas, latas, galletas o chocolate. También es importante llevar agua potable suficiente, y alguna bebida caliente, como té, café o caldo.
  • Botiquín, con los medicamentos y los productos de primeros auxilios que puedas necesitar, como analgésicos, antihistamínicos, tiritas, gasas, alcohol, termómetro o manta térmica.
  • Ropa de abrigo y de repuesto, para protegerte del frío y poder cambiarte si te mojas o sudas. Lo mejor es vestirse por capas, usando ropa térmica, polar y impermeable. También es imprescindible llevar gorro, guantes, bufanda y calzado adecuado para la nieve o el hielo.
  • Teléfono móvil y cargador, para poder comunicarte en caso de emergencia o consultar la información que necesites. También es aconsejable llevar una batería externa o un cargador solar, por si no hay enchufes disponibles.
  • Linterna y pilas, para iluminar el interior y el exterior de la camper cuando anochezca o si hay un corte de luz.

Te puede interesar nuestro artículo sobre: “Cómo preparar tu coche para el invierno”.

Disfruta de la experiencia

Viajar con camper en invierno puede ser una experiencia única y maravillosa, si sabes cómo hacerlo. Podrás disfrutar de paisajes espectaculares, de actividades al aire libre, de la tranquilidad y el silencio, y de la sensación de libertad y aventura que te ofrece este tipo de viaje. Además, podrás ahorrar dinero y evitar las aglomeraciones, ya que hay menos demanda y más ofertas en esta época del año.

Y si necesitas un seguro de furgoneta camper por meses, no dudes en visitar la web de Seguro por Meses. Aquí encontrarás pólizas temporales para camper con unas duraciones de entre 1 y 7 meses. Podrás contratar totalmente online tu seguro solo por el tiempo que lo necesites y recibirás la póliza en tu email.

Comparte esta información